KIKEKELLER | malos hábitos – iñigo churruca
51273
post-template-default,single,single-post,postid-51273,single-format-standard,edgt-core-1.2,woocommerce-demo-store,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,vigor child-child-ver-1.0.0,vigor-ver-1.12,vertical_menu_enabled, vertical_menu_width_290, vertical_menu_with_scroll,smooth_scroll,side_menu_slide_from_right,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

malos hábitos – iñigo churruca

DEL 6 DE JUNIO AL 5 DE SEPTIEMBRE

INAUGURACIÓN JUEVES 6 DE JUNIO A LAS 20H

 

ACTO UNO

 

-Siempre tuve el mal hábito de ser un pintapupitres. Destructor de mobiliario escolar. Mancillador de carpetas. Violador de encerados.

Que salga el que ha dibujado esto!!…….Ya sabéis, mitad tímido, mitad antisocial. En cada clase había uno.

-Cuartillas que fluían con profesoras y alumnas en pelotas, rinocerontes copulando, bravucones y chulitos arrastrándose por el fango, motos que no podíamos tener, chicas que no podíamos tener, directores, profesores y educadores sometidos a la doncella de Núremberg o el convoy de Dunamunde. Pequeños regocijos para los colegas.

-Llegaban a nuestras manos los primeros comics: La revista Star, Rambla, Metal Hurlant, Paracuellos, Crumb…

De fondo sonaba The Wall, todo cuadraba, encajaba como un guante.

-La calidad del dibujo no importaba mucho, pero poco a poco mejoro, y se convirtió en un hábito, adicción de evasión, y, más tarde en algo higiénico e histerico, terapéutico, la única manera de sacar basura interior y soñar un poco sin salpicar demasiado.

 

ACTO DOS

 

-Mas adelante, este pequeño desahogo que yo tenía, choco contra la máquina de domesticación social. La Arquitectura (profesión de provecho por aquel entonces) era la única salida para mis descarriladas tendencias.

Todos empiezan de cero, tu de menos mil!! me dijeron.

-Comenzaron las estatuas griegas, el caballo de Selene, el carboncillo, las modelos que no imaginaba si no que se desnudaban directamente, el sistema diedrico,los estúpidos rayados a tinta toda la noche, los carteles para la fiesta de la Bripac, y los tristes rótulos de los cuarteles, el zeusmanismo de la escuela.

-Al final me domestique, y empecé a malvivir de una arquitectura lo mas blanca, fría, y limpia posible. Pero manteniendo un Moleskine en el bolsillo de atrás para vomitar un poco sin ensuciar los planos. No se caga donde se come, dicen….

 

ACTO TRES

 

-Los dibujos que están aquí, son lo que queda tras 50 años de estos sórdidos procesos.

Siguen siendo a ¨caño abierto¨, siguen siendo algo vomitado porque algo te ha sentado mal, siguen siendo terapéuticos e higiénicos, siguen siendo mantras y plegarias, siguen siendo a escape libre.

Pero, han perdido el fuego de la evasión donde nacieron. Ya no hay donde escapar.

-Ahora se esconden tras calaveras y guirnaldas y solo reflejan los estigmas, las marcas, los cuerpos y cascos pintarrajeados……Las cicatrices.

-Las cicatrices dejadas por los mares, las mujeres, los cigarros y las copas,las drogas, las motos……Los Malos Hábitos.

No Comments

Post a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta es una tienda de demostración para realizar pruebas — no se completará ningún pedido. Descartar