KIKEKELLER | esther pizarro – Agenesias de lo urbano vs prótesis domésticas
51121
post-template-default,single,single-post,postid-51121,single-format-standard,edgt-core-1.2,woocommerce-demo-store,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,vigor child-child-ver-1.0.0,vigor-ver-1.12,vertical_menu_enabled, vertical_menu_width_290, vertical_menu_with_scroll,smooth_scroll,side_menu_slide_from_right,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

esther pizarro – Agenesias de lo urbano vs prótesis domésticas

El principal objetivo de una prótesis es sustituir una zona del cuerpo que haya sido perdida por una amputación o que no existe a causa de agenesia, cumpliendo las mismas funciones que la parte faltante. Sirven para sostener, alinear o corregir deformidades y para mejorar la función del aparato locomotor. El objeto contemporáneo es entendido como un cuerpo donde su superficie va mutando, desligándose del límite formal que lo caracteriza, perturbando su estructura convencional, generando tumores y alteraciones de su propia condición para convertirse en una nueva topografía del habitar humano.

Esther Pizarro plantea en la exposición PRÓTESIS DOMÉSTICAS una investigación sobre el trinomio de lo urbano, lo protésico y lo doméstico. No se trata ya de contraponer el clásico espacio público (ciudad) al espacio privado (casa), sino de hacerlos cohabitar en un sistema protésico estructurado, atento a la definición de espacios de transición, de zonas mestizas, de uniones ambiguas, de miembros amputados o agenésicos, potenciando esa experiencia plural, combinatoria, múltiple que posee el hombre contempo-ráneo. PRÓTESIS DOMÉSTICAS pretende realizar un análisis de tales deformaciones para generar una respuesta plástica que hibride elementos cotidianos que se ven alterados no ya en una integración o simbiosis, sino en una sutil sintonía de conceptos, formas y materiales. Los artefactos generados exploran arquetipos domésticos propios de la casa, del hogar, del habitar colectivo. El objeto como tal es alterado por una prótesis escultórica que reemplaza una deformación existente y modifica su estado natural introduciendo la organicidad de la ciudad, entendida ésta como un cuerpo que crece, se deforma, se aplasta, se amputa, se pliega y se fractaliza sobre si mismo. La zona amputada o ausente actúa de topografía para el desarrollo de una ciudad imaginada, donde su morfología urbana se ajusta a la tridimen-sionalidad de la zona ausente.

No Comments

Post a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta es una tienda de demostración para realizar pruebas — no se completará ningún pedido. Descartar